fbpx
Top
  >  Blog   >  Viajando Sola a los 30: 5 Cosas que han Cambiado
La gente me decía que cuando llegara a los 30, el modo de ver mis viajes iba a cambiar: No se equivocaron. Esto fue lo que cambió.

Ya no tengo 23 años como la primera vez que me fui a recorrer el mundo. Ese detalle lo comienzo a sentir en muchas cosas. Aquel verano del 2013 me fui intentando hacer todo en un budget. Prioricé la experiencia de conocer el destino, sin importarme donde me quedaba. Sabía que llegaría viajando sola a los 30 pero, viajar a los 30 se ha convertido en algo muy distinto que viajar sola a los 23.

Todas aquellas han sido experiencias que he gozado con el alma. Recuerdo cuando me decían que mientras fuera envejeciendo, mis expectativas con respecto a los viajes iban a cambiar. Yo juraba que habían cosas que nunca cambiarían con respecto a viajar. La realidad es que muchas se han transformado o modificado un poco. Supongo que llegar a los 30 cambia muchas perspectivas. En definitiva, el modo en el que viajo ha sido uno de ellos.

Estas son solo algunas cosas que he percibido en mis últimos viajes que han cambiado.

Viajar acompañada ya no es tan estresante

Día Soleado - Santo Domingo - Traveleira.com

En los últimos 7 años, solo han habido como tres personas además de mi misma con quienes me he sentido cómoda viajando. Mis viajes grupales no los recuerdo con cariño. La falta de flexibilidad en los planes y gente que no sabe fluir siempre eran un problema.

Este año 2019, curiosamente, el 99% de mis viajes han sido acompañada o en grupo. Curioso ese detalle cuando siempre había pensado en que llegaría viajando sola a los 30. Ese viaje en grupo, que fue un viaje de trabajo, fue uno que pude manejar de maravilla. A diferencia del resto de los viajes, este lo recuerdo con cariño. Los otros viajes que he hecho han sido acompañada de amistades como Hilmarie de The Curvy Edit o en pareja (pero eso es asunto para otro post).

Hilmarie de The Curvy Edit y yo - Traveleira.com

En fin, ya la idea de ir acompañada a los viajes a los que creo que debo ir acompañada, no me aterra tanto como solía hacerlo.

Viajando sola a los 30, el asunto con los hoteles y hostales ha cambiado

Viajando sola a los 30 - Traveleira.com

Ya el hotel no me parece tan aterrador…

Yo pensé que sería de estas viajeras que llegaría a vieja y siempre iba a primar un hostal. No se los niego, me sigo considerando una persona de hostales. La realidad es que ya los hoteles no me parecen esos lugares fríos y aburridos que me parecían antes.

Este año me ha tocado quedarme en más hoteles. Por primera vez, he declarado lealtad a una cadena de hotel. Nunca pensé que llegaría viajando sola a los 30 y que un hotel se convertiría en una opción viable para mí.

En el 2019 no he compartido habitación con extraños ni una sola vez. Si me preguntas, no estoy segura si lo volveré a hacer. La vida está cambiando y ya por lo visto, poco a poco seremos más bien dos viajando. No descarto quedarme en hostales con suites privadas. Lo que si no sé si ahora al viajar a los 30, se me ocurra volver a dormir en literas.

El cambio en el presupuesto al viajar a los 30

Viajar a los 30 - Traveleira.com

Llegar a esta edad, tener un trabajo de adulto y quizás pensar como uno, hace que tu presupuesto a la hora de viajar a los 30 cambie por completo. A eso súmale que hay viajes de trabajo por los cuales tu compañía cubre los gastos. Pensar en pagar un hotel ya no me resulta un crimen porque gano lo suficiente para eso. Ojo que siempre hay destinos pero, se comienza a primar la comodidad, el poder andar desnudo por el cuarto en lugar de ponerte traje de baño para bañarte.

A veces miro ciertos vuelos para llegar a destinos que quiero y a veces pienso “creo que mejor me voy por otra antes que una low cost”. Hace dos años esto es algo que no me hubiera pasado ni remotamente por la cabeza. Ryanair si o si y no, ni AirFrance, ni Alitalia, ni Iberia serían opción. Hoy día, esos $30 adicionales no me parecen un sacrilegio.

Yo pensé que esto nunca sucedería.

Columpio - Traveleira.com

A pesar de que tengo 30… hay cosas que no cambian.

La idea del lounge ya no suena a mucho lujo…

Aiport Lounges - Traveleira.com

La aterradora vista del Lounge de Gardermoen en Oslo…

A mi veintitantos los lounges de los aeropuertos me sonaban a sitios fríos donde solo entraban los ricos. Estaba segura que ahí se servía caviar y champagne y que todo sería finolis a un nivel que no soportaría en mi habitual cafrería. Llego este año y lo comencé ganando una rifa de unos pases que hizo Latitud Perfecta. Se suponía que me servirían para entrar al Lounge del aeropuerto en Panamá: puras mentiras.

Creo que me quedé con el asunto de que entraría al lounge y contando con que en Costa Rica no había gastado tanto dinero, pagué por el day pass de ese lounge. Al menos, ese lounge de Copa en Tocumen no tiene mucho lujo que digamos en mi opinión. Está eternamente repleto, conseguir donde sentarse es casi una pesadilla. La mejor parte es que, naturalmente, había picadera y bebí todo lo que quise.

Desde ese día, los lounges dejaron de ser ese lugar inaccesible. No creo que lo necesite en todos los viajes, pero tampoco me lo negaré cuando sea necesario.

Priorizar el comer bien

Santurcia Hostel - Trendiest Hostel in Puerto Rico - Traveleira.com

Por querer viajar usando el menor presupuesto posible he comido de todo. Los hostales te enseñan a cocinar cualquier cosa con tal de ahorrar en los restaurantes, sobre todo si el destino es Suecia o Noruega. Por estar viajando he comido pan con nutella y jamón (mi maravillosa delicia culinaria). En destinos como París, he sobrevivido solo de una crepa de nutella porque es lo que he querido comer en ese destino.

Mis últimos viajes me han ayudado a entender a que tengo que priorizar el comer bien. Ahorrar es importante, pero, no puedo hacer cualquier cosa por ahorrar. Comer bien en muchos sitios es hasta una buena comida callejera. Confieso que muchas veces ni quise comerme un kebab porque “era muy caro”.

He decidido que en algunos destinos en particular ahora viajando sola a los 30, no me voy a negar el poder comerme algo delicioso y que se sienta típico y propio del destino. En definitiva, viajar a los 30 cambia muchas perspectivas.

Cuéntame… ¿Qué cosa sientes que ha cambiado en tu modo de viajar desde el momento en que comenzaste a hacerlo?

¿Te gustó este post? ¡Compártelo en pinterest!

La gente me decía que cuando llegara a los 30, el modo de ver mis viajes iba a cambiar: No se equivocaron. Esto fue lo que cambió.

 

Brenda: + 32 años + Puertorriqueña + Viajera Boricua + Master en Turismo Cultural + Lenguas Modernas + Estudios Hispánicos + Portugués + Italiano + Ruso + Amante de la Literatura + El Voleibol es felicidad +

Comments:

  • Marielsa Martinez

    octubre 23, 2019

    Tengo 46 años, aún me hospedo en hostales y he alquilado Air B&B lo cual me ha venido muy bien. En cuanto a la comida siempre procuro comer algo típico local. Pero si no es de mi agrado suelo comprar croissants, pretzels o cualquier tipo de bollo. Siempre compro yogurt y me alimento con muchas frutas. Solamente me fui una vez en un tour grupal y fue bien difícil, creo que no volvería. Mucho exito linda!

    reply...
  • Maxwell

    octubre 23, 2019

    Me encantó el post, es todo muy cierto, y también muy normal como decía Mercedes Sosa todo cambia, mientras pasan los años nos volvemos más concientes de muchas cosas que afectan nuestra toma de decisiones, ejemplo yo antes era igual podía comer lo más barato con tan solo ahorra dinero, sin importar lo que fuese, hoy día se me haría imposible comer algo sin no antes ver la tabla nutritiva, cosa que antes ni me pasaba por la cabeza, pero creo que todos estos cambios son algo normal, es otra etapa y también hay que saber disfrutarla.

    reply...
  • octubre 23, 2019

    Me encantó. Muy honesto. Las niñas fueron solas a París y llegaron anoche…cargadas de aventuras y recuerdos. A la edad de ellas (23 y 16) ni loca viajaba sola o con una amiga. Tener un partner perfecto para viajar es un reto.

    reply...
  • Amelia

    febrero 2, 2021

    obrigado por compartilhar sua história, eu realmente gosto de viagens solo, visitei Marrocos sozinho, foi difícil para mim, mas consegui e agora estou muito confiante de que posso aproveitar minhas viagens sozinho,

    reply...

Post a Reply to Amelia cancel reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Que Ver en Belgrado, Serbia Mejores Hoteles en Punta Cana Festivales de Verano en Cataluña Películas para viajar por Puerto Rico