fbpx
Top
  >  Crónicas   >  La vida “All-Inclusive” en Juan Dolio


El viernes 31 de octubre me embarqué (en todo el sentido de la palabra) en una aventura que será imposible de olvidar por muchas cosas. Desde que soy empleada de America Cruise Ferries (y de toda la vida), esa sería la primera vez que estaría llegando a Santo Domingo en barco. Admito que la idea me emocionaba, además de que estaba con la mejor “mala compañía” y como bien diría Sabina “las malas compañías son las mejores”. Así fue como después de un turno en el mismo puerto, un carro al que se le agotó la bateria justo a la hora de entrar y algo de caos mi querida mala compañía y yo abordamos el Caribbean Fantasy. Hambre, sueño, curiosidad. Nada me causó más felicidad que saber que había pagado por un camarote interior y me habían ubicado en uno exterior. Después de acomodarnos en el camarote decidimos ir a cenar al buffet. Digamos que comí demasiado pero pues, el hambre después del turno lo ameritaba. Pollo, pizza, mangu, ensalada, tostones. Suena a una combinación maravillosa, lo sé. Luego de eso, fuimos a explorar el Piano Bar del barco donde desde temprano hay karaoke y era necesario comenzar a disfrutar de los cócteles. Idea maravillosa. A las 8 comenzaba la fiesta de disfraces. Yo no tenía muchas ganas de disfrazarme. Aún no comprendo porque tengo que ser otra persona cuando solo quiero relajarme y beber un buen rato. Así que fuimos a la fiesta de disfraces. La pasamos divino. Honestamente no recuerdo en que momento esa noche terminó, solo recuerdo que no queríamos bajarnos del barco.

Llegamos a Santo Domingo a eso de la 8am y seríamos los primeros en bajar por ser el grupo que iba al Coral Costa Caribe en Juan Dolio. Para mí fue un odisea. Se suponía que me encontraría con mi tía temprano y en ese momento solo alcanzamos a decirnos hola y adios. Nimodo, no será mucho esperar para regresar a la ciudad, tengo fe. Así que comenzamos a dirigirnos a Juan Dolio y yo diría que desde la guagua estábamos pasándola bien. Después de una hora y media (ya que hubo parada para comprar alcohol) llegamos al Coral Costa Caribe. Chequeo, guardar, maletas, ponerse el traje de baño y comenzar a beber y a disfrutar. Esa es la maravilla de los all-inclusive: llegar y estar en la playa con trago en mano. El día pintaba bien entre sol y piscina. Hicimos una reservación en el restaurante italiano del hotel por aquello de comer algo distinto durante la noche. Gran error. La pasta estaba dura, el sabor de los postres terribles. Terminamos con tanta hambre que fuimos al snack bar a buscar hot dogs y pizzas. Eso si valió la pena.

No recuerdo ni como terminó esa noche, nuevamente. Solo sé que al otro día ya tendríamos que despedirnos del hotel para regresar al barco. Nos lo disfrutamos hasta el último momento. Regresamos mucho más rápido de lo que fuimos, y probablemente las ansias por caminar un rato la zona colonial de Santo Domingo nos tenía a la expectativa. Nos encontramos con algunos amigos, caminamos, comimos Helado Bon y aprovechamos nuestras últimas horas en la capital dominicana. Al regresar al barco aproveché para utilizar los servicios del salón de belleza. Te recomiendo que si en algún momento viajas en el Caribbean Fantasy debes aprovechar para ir al salón, los precios son sumamente razonable y te dejan regia. Ese día decidimos probar el restaurante a la carta del barco y esa es definitivamente otra de las cosas que les recomiendo. El servicio y la comida son excelentes. Esa noche también vimos el show de entretenimiento en la discoteca y la pasamos sumamente bien.

En este momento les pediré que me lean como Brenda, la travel blogger de siempre (y no como quien les puede vender el pasaje): honestamente, creo que la mejor manera de llegar a Santo Domingo es abordo del ferry. Este año me ha tocado ir dos veces a Santo Domingo, una en avión y la otra en barco y definitivamente la experiencia en barco fue una maravillosa. Todo el servicio abordo es increíble, al nivel de que el plomero consiguió sacar del lavamanos una pantalla que se me cayó por ahí. No sé si es cosa mía pero tengo la tendencia de detestar los vuelos cortos porque, es demasiado trabajo para 45 minutos/1 hora. Todo el proceso del TSA, el de aduana una vez llegas allá, etc. La última vez que fui esto se me hizo tan tedioso para un vuelo que ni apenas levanta vuelo del todo. Es por eso que yo prefiero “perder un día” pasádola bien que las horas de tortura que implican “llegar rápido”.

Algunos consejos que podría darle si en algún momento deciden ir a Santo Domingo abordo del Ferry:

  • Hay que saber si eres una persona “All-Inclusive” o más relajada. La ventaja de los “All-Inclusive” es precisamente esa: alcohol y comida incluídos, pero la mayor limitación que tienen los “all inclusive” es la cercanía con la playa y la distancia con todo lo demás. En realidad dentro de uno de estos hoteles no hay mucho para explorar. ¿Crees que esto va contigo?
  • Cuando viajes en el barco es preferible que lleves contigo un convertidor de corriente. Vas a encontrar muchos enchufes europeos y para cargar celulares te cobran $1 en la recepción.
  • La comida dentro del ferry, tanto la del buffet como la del restaurante a la carta son buenísimas. Trata de probar ambas cuando vaya.
  • Aprovecha y vé al salón de belleza. $5 por pintarte la uñas, $25 por secado. Honestamente vale la pena.
  • Los tragos son bastante económicos. Una margarita frozen en $5.50 es algo que no se dá todos los días.
  • Un fin de semana en Juan Dolio, seas una persona “All-Inclusive” o no NUNCA le hace daño a nadie. Sus playas son una excusa suficiente.
  • Este es un viaje que puedes hacer facilmente con un budget de $400 entre estadías, pasajes, impuestos y gastos misceláneos. Considera un momento salir de la rutina y date la escapada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Riu Hotels

Brenda: + 31 años + Puertorriqueña + Viajera Boricua + Master en Turismo Cultural + Lenguas Modernas + Estudios Hispánicos + Portugués + Italiano + Ruso + Amante de la Literatura + El Voleibol es felicidad +

post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mejores Hoteles en Punta Cana Festivales de Verano en Cataluña Películas para viajar por Puerto Rico