fbpx
Top

El Sueño del Inmigrante: La Gran Mentira

Muchos piensan que poder ser inmigrante es solo tomar un avión y comenzar una nueva vida. Todo podría ser una gran mentira.

Primera cosa que diré: La inmigración es uno de los mas grandes privilegios en el mundo. Tienes que estar de unos lados muy específicos de la balanza para poder llegar a cumplir el gran sueño de “ser un inmigrante y vivir en el lugar del mundo en el que sueñas”. Este es un post dedicado a aquellos que la burocracia nos ha hecho la vida complicada para lograr nuestro sueño de ser inmigrante. A todos aquellos que hayan podido alcanzar los suyos basados en sus principios, ganas de trabajar y ser parte de una nueva sociedad: mis mayores respetos y admiraciones.

Odio cuando alguien dice “¿Por qué no te vas a vivir a X lugar? O “Creo que te iría bien en TAL país.” Incluso, me ponen de muy mala leche los artículos que te dicen cuales son las mejores ciudades para vivir y mucho más, cuando no te nombran ni remotamente que procedimiento debes hacer para poder tener una situación legal estable en cada uno de esos lugares. Desde que tengo uso de razón soñaba con el día en que me convertiría finalmente en inmigrante. Soñaba con adaptarme a un nuevo estilo de vida, a un nuevo idioma, a una nueva cultura, soñaba con viajar. Todos estos sueños vienen con una serie de mentiras bajo la manga.

Hace un año, decidí irme a hacer un Máster a Catalunya (o a España, para no herirle la sensibilidad a nadie). Soñaba con establecerme en la Unión Europea. Trabajé incansablemente para lograrlo, pero, no fue suficiente. Esto ha sido un detonante para ir destapando mentiras una tras una. La que verán a continuación es mi historia, pero conozco muchas, todas distintas, de lo que conlleva convertirse en inmigrante. Algunas son de gran éxito, como hubiera querido que fuera la mía, pero no lo fue y por eso nace este escrito. Algunas otras, se asemejan un poco más a esto.

Primera mentira: “Estudia mucho, así lograras tu sueño”

Estudia - El Sueño del Inmigrante - Traveleira.com

Y estudias y estudias a ver si asi alguien se digna a contratarte en el extranjero.

Primera vil mentira. Estudie una carrera en Lenguas Modernas porque “mientras mas idiomas sepas, mejores oportunidades tendrás“. Lamento confesarles a las personas que hoy estudian lenguas con esa misma percepción que esto es una gran mentira. En el Máster conocí a una compañera que habla 7 idiomas, 3 mas que yo. Su situación laboral/migratoria no es muy distinta a la mía. No, no nos abren puertas, no las suelen cerrar por estar sobre cualificados. No, tampoco podemos trabajar “en cualquier lugar del mundo“, todos los empleadores tendrán preferencia por aquellos candidatos con los que no tengan que pasar por ningún procedimiento burocrático de extranjería.

En palabras simples (y disculpando mi francés): estudiar no me ha servido un carajo para cumplir mi sueño.

Segunda mentira: “Quizás entrando como estudiante tengas mayores posibilidades de cambiar tu permiso a uno de trabajo”

Residence Permit - Inmigrante - Traveleira.com

Cruzas los dedos para que la burocracia no te haga la vida difícil…

Si y no. Esto dependerá grandemente de tu pasaporte. También puede depender en gran medida de tu carrera y lo necesaria que sea en ese país. Lograr cambiar tu permiso de estudiante a uno de trabajo en cualquier lugar del mundo cuenta con las mismas probabilidades que pegarte en la lotería. Algunos afortunados lo consiguen.

Otros, tienen mejor suerte aun cuando no han estudiado: Conocí la historia de una chica que logró regular su situación con un permiso de empleada del hogar. Cuando finalmente tiene confianza con la familia para la que trabaja cuidando a la abuela, prácticamente se adueña de la casa y trae a su pareja a vivir ahí aprovechándose del Alzheimer de la señora. Estas personas logran llegar a ser legales y a cumplir el sueno del inmigrante.

Después de haber hecho toda una licenciatura, un máster, un periodo de práctica y tener el mejor empeño para seguir luchando, trabajando y desarrollando proyectos, yo merezco menos y tengo muchos menos derechos de llegar a regular mi situación que aquella persona que engaña. Esto nadie me lo conto, yo lo vi y lo lloré, porque no hace mas que frustrarnos a aquellos que tenemos intenciones legítimas.

Tercera mentira: “Cásate, puede que así logres ser inmigrante”

Casarse - Traveleira.com

JAJAJAJAJA

En este caso, contare la historia de una conocida y su historia de amor. Esta chica se mudo a uno de los países del norte de Europa con su pareja. Resulta que, cuando vienes de un “shithole” colony (por aquello de citar al distinguido presidente) encontrar la información correcta puede ser todo un reto. A ella le explicaron (y muy mal) aquel truco de entrar y salir de la zona Schengen y de esa manera, dejó todo para ir detrás de su pareja y buscar poco a poco la manera de poder quedarse permanentemente en el país. Al entrar a la aduana del país de su chico luego de haber salido de Schengen varias veces, las autoridades le dieron varios días para regresar a territorio de Estados Unidos por “agotar todos sus días en la zona”. Entonces, les explicaron lo que tenían que hacer si querían casarse y que ella pudiera regularizar su situación dentro del país: Normalmente, la división de Impuestos en este país suele tener mucho peso a la hora de permitir los matrimonios entre un nativo y un extranjero. Piden ciertos requisitos algo complicados para poder dejar entrar a los inmigrantes no comunitarios. Estas condiciones no eran del todo factibles para mi conocida y su pareja. Esta situación se dio hace algunos años y todavía hoy, ellos no han podido lograr vivir juntos y/o casarse.

Cuando me vi entre la espada y la pared luego del huracán Maria en Puerto Rico, la denegación de mi doctorado y la negativa de toda entidad burocrática para ayudarme a regular mi situación en España, la abogada de extranjería que visité la primera pregunta que me hizo fue: “¿y no tienes con quien casarte?” Una pareja no se consigue dentro de un empaque de cereal, y no una no va por la vida buscando parejas solo para asuntos burocráticos. Esto es muy triste.

El punto es el siguiente: casado o no casado la burocracia puede ser muy maldita y un matrimonio no necesariamente te ayudara a cumplir tus sueños de inmigrante. De hecho, conozco muchas que sueñan con ser la princesa inmigrante que conocen el príncipe que las legalizará para siempre, como conozco muchas a las que si se les ha dado. Esta no puede ser la alternativa a lograr un sueño migratorio. Casarse debe ser un sueño que se da por otras razones, no por asuntos burocráticos exclusivamente. También conozco a personas que se casan solo por el fin de estar legales. Muchas son sumamente infelices. Me rehúso totalmente a estar en ese renglón de la estadística.

Querido mundo: En el fondo, aún tengo esperanzas de ser inmigrante otra vez.

Inmigrante - Traveleira.com

La burocracia me la jugo mal. Resulta que, con un pasaporte de Estados Unidos son muchos en el mundo los que piensan que “está todo bien, ¿para qué quieres emigrar?” y no se dan cuenta que simplemente, en el fondo somos personas con el sueño de ser parte de una nueva sociedad y trabajar por esta para mejorarla y a su vez, crecer en el intento. Es como si de repente, la inmigración fuera exclusiva para refugiados o personas que vienen de un lugar “peor”. El mundo nos sigue poniendo trabas, pero yo no pierdo las esperanzas.

Quizás sea un poco cutre hacer esto a través de un post, pero…

Queridos empleadores de todo el mundo: además de mostrar aquí mi Curriculum de cómo emigrar ha sido un acto fallido, también me gustaría decir que no pierdo las esperanzas de volver a ser una inmigrante. No hay nada que me guste más que la transición a una nueva ciudad, a un nuevo idioma y/o a un nuevo estilo de vida. Profesionalmente, como indiqué antes, tengo una licenciatura en Lenguas Modernas (o en Filología Portuguesa e Italiana, o Letras, como le llamen) y también en Literatura Española y Latinoamericana. En septiembre conseguí terminar mi Máster en Turismo Cultural de la Universitat de Girona. Tanto en mi país, al igual que pasaba en España, sigo desempleada luego de esto. Tengo la esperanza de que, con mis conocimientos académicos y lo que he hecho hasta ahora como Blogger en Traveleira.com y como columnista del Huffington Post US, sea considerada para desarrollar diversos proyectos culturales. Ojalá ese día este muy cerca.

Por ahora, me queda la satisfacción de advertirle a otros que, antes de inmigrar o de lograr sus sueños, esten conscientes de todas las mentiras que escucharan antes de poder lograrlos.

Brenda: + 31 años + Puertorriqueña + Viajera Boricua + Master en Turismo Cultural + Lenguas Modernas + Estudios Hispánicos + Portugués + Italiano + Ruso + Amante de la Literatura + El Voleibol es felicidad +

Comments:

  • Andy

    enero 15, 2018

    Es que me encanta como escribes. Tienes tanta razón, me identifico contigo, es mi propósito de viajar: conocer el mundo. Y todo es tan burocrático, yo estoy en la fase de no parar de estudiar ¿lo peor? Que uno sabe que es una fucking mentira, que viajar parece estar reservado para otras personas y no para todo el mundo. El mundo se hace más cerrado, menos accesible. Gracias por compartir tu experiencia, eres valiente.

    reply...
  • julio 22, 2018

    Chica… ¡Que fastidio que la burocracia le fastidie los sueños a uno! Ojalá llegue ese empleo que te permita regresar a ese país al que sueñas emigrar. US is so overrated… Sueño con vacacionar en Europa… Ser una nómada mochilera cuando esteé mayor… y ojalá ninguún proceso me lo impida.

    reply...
    • Brenda

      julio 22, 2018

      tranquila que viajar por lo general no es un problema, el problema es emigrar

      reply...

post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Películas para viajar por Puerto Rico