La vida no es una juguetería…

En mi vida, he pecado tanto de orgullosa como de pendeja. Éste quizas sea un momento en el que de orgullosa es de lo menos que pecaré, quiza sonaré muy pendeja y hasta falta de amor propio, pero no es así. Que conste que en ningún punto de este escrito hay falta de amor, pues estoy consciente de las cosas que me hacen feliz y las amo, esto es solo un momento en los que extrañas una de esas cosas que te haría LA persona más completa y feliz del mundo, pero sabes que no la tienes ni tendrás.

Cuando eramos niños, la felicidad se compraba en la tienda de juguetes, pero nadie nos advirtió que la vida no era una juguetería, y que habrían momentos en los que no vas a poder tener al muñeco que realmente quieres.
De esto se trata, llevo años estando segura del muñeco que quiero, aún cuando este muñeco no es un Ken, no es lindo y probablemente, es mucho más el dolor que provoca su ausencia y el haber podido solo jugar con su “Demo mode” y saber que prefirió que alguien más trasteara ese botón de Demo a ON.
Nadie tampoco me advirtió que tenía que hacer tanto para tener mi muñeco, y que aún así, al final no lo tendría. Que podía estar dispuesta a dejarlo todo por seguir a mi GI JOE, aunque aplastara mi orgullo. Todo esto es super difícil y en realidad, quisiera mi muñeco conmigo a mi lado para siempre, pero más quiero lo que tengo y lo que soy y me revienta a veces, tener que poner una cosa sobre la ottra, cuando lo que siempre quise fue que todo fuera parejo.
Si gente, no estoy tripeando, y sigo siendo la misma Brenda consciente y clara de las cosas que quiero. Ésto es sólo un relato de como siempre, alguna navidad, no nos trajo el juguete que realmente quisimos.

Published with Blogger-droid v1.7.4
  • http://www.blogger.com/profile/12890634670495962842 Grace

    Amiguita, no estoy ya por tuiter pero te sigo leyendo. Estamos más o menos en la misma situación, como la otra vez. No te frustres. El amor da alegría, es su función. Cuando no lo hace, es mejor buscar otra persona… y a veces esa persona está mirando para atrás en el espejo. Besos.