Del proyecto de las “escuelas políglotas”

Se que hace mucho no entraba aquí a comentar sobre nada importante, y tampoco sin importancia. No tengo como justificarme, digamos que quizás me faltaba voluntad para sentarme a escribir algo coherente, o sin mucha coherencia. Lo que hoy me saca de mi “silencio blogero” es una noticia con la que me topé el otro día por pura casualidad. Vi en la televisión que la Senadora Margarita Nolasco está proponiendo la creación de escuelas no tan solo bilingues, sino también políglotas. Según la senadora se le ofrecería como opción a los estudiantes del sistema público escoger entre los idiomas a estudiar francés, italiano, alemán y mandarín. La propuesta en superficie no suena mal, pero como estudiante de lenguas extranjeras, no me iba a quedar callada ante lo que en profundidad, es un semejante disparate.

Primero que todo, para estudiar una lengua extranjera SE SUPONE que se tenga un idioma vernáculo sumamente sólido. Nosotros desde escuela elemental estamos viendo simultáneamente las estructuras gramaticales del español y del inglés, y para la mayoría del estudiantado, ha sido imposible dominar una o la otra. Inclusive, las pruebas puertorriqueñas han demostrado que muchos estudiantes salen mejor en inglés que en español. Creo que ya establecí que a la hora de aprender una lengua extranjera, practicamente TODOS, hasta o los que como yo, nos gozamos y disfrutamos nuestras clases de español tanto a nivel literario como gramático tenemos GRANDES lagunas en nuestros vernáculos.

Segundo punto: tampoco la enseñanza de nuestro “segundo idioma” que es el inglés, tampoco resulta ser 100% efectiva. De ser efectiva, más del 60% de nuestros estudiantes en realidad podrían ser bilingues y la realidad, es que el bilinguismo ha resultado ser un mito en esta sociedad puertorriqueña.

Tercero, como estudiante de lenguas me gustaría saber, ¿que estudio hizo la Senadora para decidir arbitrariamente que estas lenguas son las de mayor demanda? ¿Que le da la seguridad a ella de que son viables para nuestros estudiantes? Me parece absurdo que cuando soy testigo de que el departamento de francés cada día se achica en la UPR y el de portugués sigue creciendo, el portugués no sea una opción para estos estudiantes. Si realmente se consideran los cambios en nuestro mundo, se entendería que los idiomas que en más demanda están lo son el mandarín y el portugués. En mi propia familia he visto como me piden que les enseñe el portugués básico y todo viene por una sencilla razón: Brasil despunta como potencia mundial. Entonces, es bastante evidente que la idea del francés la senadora la sacó de aquella idea romántica de que el francés es “la lengua de la diplomacia” pero, aún siendo yo estudiante de italiano, NO ENTIENDO de donde la senadora saca que el italiano y el alemán prepararían a nuestros estudiantes para todos los retos del mundo globalizado.

Que conste, no estoy en contra del italiano y el alemán, lo que me gustaría es que esto fuera justificable según las tendencias reales del mundo, y después, añadir caprichosamente todas las lenguas que se quieran, total, conocimiento es conocimiento. Además, lo otro que está demás es la improvisación. Esto sería un plan maravilloso si se hiciera con más estudio y en conjunto, con mejorar la educación del español, que es igual de necesario que el resto de las lenguas que quieren enseñar.

  • http://www.blogger.com/profile/02798307177826016086 Lela

    Bravo! totalmente de acuerdo