Archives

¿Quien es Raffy Lind?

Probablemente, si estás en Twitter durante las últimas semanas tu Timeline ha sido invadido por un nombre de hombre, quizás no tenías idea de quien era o aún no la tengas. Quizás eres uno de los responsables de esta ola incontrolable que hemos visto en Twitter. Esta ola también ha arropado a Facebook en menor escala, pero ya está ahí. Probablemente ya viste uno de esos videos en los cuales escuchas una canción popular acompañada de muecas y guitarras, o a lo mejor has sido parte de los kilométricos twitcams en los que el sudor y la música siempre sobran. Eso, todo ésto que he mencionado es lo que llamamos el fenómeno Raffy Lind.

Raffy Lind

Raffy es un hombre humilde que invadió nuestros timelines enviandonos sus videos de YouTube dónde hacía arreglos de distintas canciones populares. Hace poco, tuvimos la oportunidad de interactuar con él mediante sus twitcams, si, esos twitcams que empiezan a las 8pm y terminan a las 6am del otro día. Duermes y te levantas y aún te encuentras a Raffy con guitarra en mano. Me imagino que hasta este punto deben estar preguntándose ¿Pa que rayetes ésta está escribiendo tanta cosa de Raffy?

Bueno, seamos sinceros, Raffy ya llegó a un nivel que yo no sabría explicar por más palabras domingueras que pueda meter aquí. Nos guste o nos moleste. Hace poquito, lo entrevisto el Vocero (TREMENDO MEDIO… claro!), René (Calle 13) insiste en comprarle un aire acondicionado. Cosas como esas nos ponen a preguntarnos, ¿que rayos ha sucedido aquí? Si, la verdad es que Raffy se ha ganado a mucha gente por ser tan humilde y por esa cualidad de ser introlleable. Raffy está obteniendo lo que quiere, incluso tener un montón de followers a los que él llama sus amigos por más que lo trolleen. Yo intentó llamar a ciertas personas amigos y los dedos de una sola mano me sobran, sin embargo, Raffy tiene la capacidad de ver amigos en todas partes… ¡vaya habilidad!

Ahora, preguntate como ya yo me pregunté, y tú, ¿qué estás haciendo para obtener lo que quieres, o lo que crees querer? Cuando me tocó responderme a mí misma, me dije “pues, escribir ésto, quiero llegar a ser escritora.” Pero, ¿en realidad será suficiente? ¿No será que tengo que tener la persistencia de Raffy que fastidia a unos cuantos? ó ¿será que debo de empezar a ser menos maliciosa y tratar de ver la vida de otro color, así como hace él? ¿será?

En realidad, no pude llegar a ninguna conclusión, lo que sí sabemos con certeza es que por más que inunde nuestro TL, por más que nos pueda sacar por el techo con su YUJUUU y sus CAPS LOCK, Raffy está haciendo lo que quiere y está llegando a dónde quiere (que en realidad no sé donde es del todo)… ¿y nosotros? :/


Gracias Guachingongo por el video ¡ÉPICO!

De los hombres que se martirizan sabiendo que lo hicieron mal…

“YO TRATÉ DE HABLAR CONTIGO, PERO TÚ NO QUISISTE OIRME”

Gracias a Dios que éstas palabras solo me tocaron oirlas en un sueño, medio absurdo pero sueño al fin. No se si el sueño es producto de las ganas que tengo por tripearmelo, porque las cosas que dijo se las ha tenido que tragar, o es que hay algo de nostalgia envuelto. Esto es un caso de como la gente prefiere pedir perdón a gente que nunca se mereció que le hicieran daño, porque simplemente fueron personas que se desvivieron por ellos y un poco de consideración en vez de intentar pedir perdón, demostraba un poquito más de madurez y consideración. Aprendí que hay gente tan y tan egoísta que no saben ni siquiera lo que significa eso.

Yo me considero una persona egoísta y ¡bastante! pero nunca he creído bajo ninguna circunstancia que el egoísmo me debe llevar al despotismo y sobre todo a ser una malagradecida. Yo estoy conciente que uno de los defectos más grandes dentro de mi egoísmo es que puedo llegar a frustrarme y a perder la paciencia con alguién que no sabe de lo que hablo, y por ende, me da con considerarlo más bruto que yo, pero hay un momento en el que freno y soy capaz de mirar pa atrás y reconocer mi error, pero otros, ¿serán capaces de hacer lo mismo?

La vida solita me enseñó que no. A vecés los caprichos pueden ser más grandes que los hechos y las experiencias y llevan a la gente a invertir las historias a su conveniencia. El título de éste post se refiere específicamente a dos hombres (aunque también le vendría de perilla a una amiga, pero ella no se merece ni un post mío.) Uno es el hombre al que le oír decir la cita de mi sueño, que naturalmente, tiene don de político y olvida sus promesas rápidamente, pero cuando se ve pillao, intenta pedir perdón. Todavía es la hora que no lo he querido escuchar, y sinceramente, espero solo tener que oirlo en mis sueños y pesadillas. El otro, es medio insignificante… pero me las pega y después me dice NO SEAS MALA. ¿Qué no sea qué? ¡Hay que reirse en esta vida! Él desaparece, hace lo que le da la gana y la mala soy yo, ¡ay señor! Ese me inspiró a escriir este post porque me ha llamado dos veces en el día. Sinceramente, no se para que y tampoco le constesté. Ya estoy vacunada de todo esto, pero hay que vacilarse el guille de mártir que son capaces de darse algunos hombres.

Esto es todo lo que me queda por decir. Después de esto, hombre que me lees, no vengas a querer hacerme ningún cuento o historia rara para conmoverme, ¡que ya me se todo el repertorio!