Archives

Grito desesperado de quien desea realizar un sueño

A quien pudiere interesar (Si es que a alguien pudiere interesar):

 Por medio de esta carta quiero manifestar un sueño, un gran deseo el cual quisiera alcanzar y por el cual busco cualquier tipo de ayuda para alcanzarlo. Mi nombre es Brenda Gisselle Mejia Reyes, tengo 24 años y soy estudiante de Lenguas Modernas y Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico. Por gracia de la vida, soy una persona saludable que lo único que anhela es comerse el mundo y ejercer mi profesión. Soy sumamente agradecida con la vida ya que por medio de mis trabajos como tutora de estudiantes de todos los niveles escolares y distintos tipos de venta de productos (Bake sales, Avon) nunca me ha faltado nada e incluso tuve la oportunidad de realizar uno de mis más grandes sueños: conocer Escandinavia.

En esta ocasión, no intento presentarme como alguien que alardea de lo que la vida le ha dado, ya que esa no es mi intenció. Por la presente, solo quiero mostrar mi intención de trabajar un poco más ya que deseo realizar otro de mis sueños. No estoy buscando que me lo pongan en bandeja de plata, ya que conozco el valor de esforzarse por alcanzar una meta.

Por muchos años dos artistas han inspirado muchas de las cosas que hago: Charly García y Fito Páez.  He seguido sus carreras detalladamente, he hecho de sus canciones himnos y parte de mi filosofía de vida. Ha sido con estas canciones que me he enamorado y he creado vínculos más fuertes con mis amistades al cantarlas a coro en cualquier circunstancia.  Por mucho tiempo he despertado en las mañanas soñando con que finalmente, pude verlos en vivo. Incluso, los he convertido en parte de mis estudios universitarios.  He hecho investigaciones en las cuales Charly y Fito has sido piezas fundamentales (La Nueva Canción Argentina como respuesta a los mecanismos de poder.)  Mi tesina de grado tuvo como uno de sus temas de estudio la obra de Fito Páez (Los Siete Locos y Los Lanzallamas en la música popular argentina.)  Además de esto, tuve la oportunidad de leer la primera novela escrita por Páez, La Puta Diabla, y convertirla en una de mis novelas favoritas.

Hace un año pude realizar este sueño a medias ya que pude ver a Charly García, y confieso que fue uno de los mejores momentos de mi vida.  Todavía me falta realizar la mitad de este sueño: ver a Fito Páez en vivo.  Este sueño ya se hizo imposible de realizar en mi país ya que en Puerto Rico los productores decidieron que traer a Fito en concierto es “muy caro”.

La oportunidad de ver a Fito este año es una posibilidad, aunque por lo que estoy generando en mis trabajos, una muy remota.  Fito y Charly se presentarán juntos el próximo 15 de noviembre en Bogotá, Colombia.  Nadie tiene idea de todo lo que sería capaz de dar por estar allí, pero lamentablemente, me falta trabajo y esfuerzo para poder conseguirlo.  Jamás se me ocurriría pedir dinero, pues, como ya dije soy una persona sana que puede realizar cualquier tipo de trabajo con el fin de conseguir mi sueño.  Lo que si pido encarecidamente es que me ayuden proveyéndome cualquier tipo de trabajo, para generar al menos los US$800 que son necesarios para asistir a este evento desde Puerto Rico.  Pueden cooperar también comprando alguno de los productos que vendo, ya que sé que mediante esto puedo acercarme cada vez más a mi meta.

Sé que a muchos les puede parecer absurda mi insistencia para conseguir lograr esto y deben estar pensando “eso lo puedes lograr más adelante” pero en este instante, no estoy segura sobre cuán posible sea eso.  Para el 2014 he decidido apostar por buscar mi porvenir en Corea del Sur, ejerciendo como maestra de inglés y esto me mantendrá al menos un año alejada del continente americano.  Un año es tiempo suficiente para que un sueño se desvanezca de cualquier forma y deje de ser posible.  Es considerando esto que pido que, si pueden, se identifiquen y cooperen de la manera que puedan.  Sé que todos estamos viviendo tiempos muy difíciles, y que lo que pido puede sonar como una frivolidad, pero su colaboración de la forma que sea sé que será bien recompensada tanto por la vida como por mí.

Muchísimas gracias por tomarse el tiempo de leerme.

Queda de ustedes,

Brenda G. Mejía Reyes

Puerto Rico y Cuba de un pájaro… ¿las dos alas?

Se supone que en este instante, en vez de estar escribiendo esto me dedique a mis investigaciones, pero entre mi falta de concentración y todo lo que está sucediendo en Puerto Rico no me deja. Dado a lo acontecido en los últimos días como el odio el alza en la criminalidad, específicamente el asesinato del publicista José Enrique y el boicot a las expresiones hechas por Kobbo Santarrosa en su personaje de La Comay sobre ese asunto. Todo esto ya no me permite callar, y creo que tengo que expresarme sobre ello porque ya reventé.

Puerto Rico jura que esto se resuelve con la estadidad, el cambio de gobierno, más policías y la pena de muerte. No se han fijado que esta situación se hubiera podido resolver desde hace mucho tiempo tan solo con libros, una pizarra y un par de tizas. También, cabe señalar que se evidencia una rotura en la estructura social-familiar. Deberíamos analizar los perfiles en general de quienes son los protagonistas de los últimos sucesos violentos de los que hemos sido testigos. La mayoría de estos criminales tienen entre 17-25 años. Debemos preguntarnos, ¿qué pasaba en el Departamento de Educación en los años en que estos jóvenes asistían a escuela elemental? No quiero apuntar el dedo a la política partidista ni a ningún líder en específico, pero todo esto denota una crisis en el sistema de educación pública para aquella entonces. Para percatarnos de esto solo hace falta sentarte con alguien que haya estudiado en el sistema entre los años 60-80 y que te diga “en cuarto grado estudié francés y economía doméstica”. Me pregunto ahora, ¿alguno de nuestros jóvenes criminales disfrutó de alguno de esos cursos en su escuela elemental? O vamos más allá, ¿alguno de estos criminales tendrá diploma de escuela superior? La realidad, no creo que esta crisis se deba del todo a que no hayan maestros para cubrir esa necesidad, si no a que el departamento no lo ve como una.

Luego de haber dicho esto, viene la parte árida y porque Cuba entra en mi argumento. Primero que todo, debo decir que respeto a quien decidió salir de lo que consideraba su prisión y que tuvo la oportunidad de cumplir su sueño americano. Vivir un año en Miami me dio las herramientas para poder analizar esta situación desde el punto de vista de la Cuba del exilio, además de verlo desde el punto de vista de ser una completa extranjera que le divierte leer un poco de la historia de sus países vecinos. No les vengo a decir que Cuba es un jardín de rosas, estoy segura que nada en este mundo de hoy lo es, pero hay cosas que debemos señalar más allá de la situación política, del embargo y las necesidades que se pasan en sus calles. Les pregunto, ¿no es vivir en una prisión también el hecho de temerle a las calles de mi ciudad o de ser condenada por las cosas que hago y creo? He ahí el dilema.

En Puerto Rico, aunque no se haga evidente para muchos existe cierta marginación hacia la cultura. Si no existiese, ¿por qué hay gente que se ríe dices abiertamente que ves la programación del canal público? O sino miremos la cantidad de librerías, museos, galerías, café-teatros entre otros lugares donde se podría manifestar la cultura y notamos que son muy pocos, que quien quiere expresarse culturalmente hablando tiene muy pocos canales donde hacerlo. Incluso, decirle a alguien que te quieres dedicar a las artes y a la cultura y observar reacciones como “de eso no se vive” ya confirman esto. Hablando desde mi área que es la literaria, en Puerto Rico tenemos una sola actividad que es reconocida internacionalmente, y ese es el Festival de la Palabra que organiza la profesora y escritora Mayra Santos Febres. Tuve la suerte este año de formar parte, y me resulta frustrante que muchas de las personas a mi alrededor no tuvieran noción de cuán importante es y que no les interesara. Yo no digo que a todos nos interese la literatura, pero le pregunto a mis compañeros en otras áreas culturales ¿cuántos festivales culturales hay en sus respectivas áreas y cuanta gente atraen? Ahí tienen otro asunto.

Volvamos a Cuba. Anualmente allá se realizan un sinnúmero de actividades culturales que suelen ser de gran importancia para sus respectivas áreas. Nuevamente, les hablo del área literaria porque es la más que conozco. La Feria Internacional del Libro de La Habana, que si no me equivoco se realiza en mayo, es una de las más importantes de nuestro continente junto con la de Guadalajara. La revolución habrá dejado a muchos en una situación difícil, pero instauró Casa de las Américas. Para quien no sabe, Casa de las Américas tiene como principal tarea desarrollar y ampliar las relaciones culturales entre los pueblos de Latinoamérica y el Caribe así como su difusión en Cuba y el resto de América. Para un escritor, ser publicado en su revista literaria o ganar el premio literario que ofrecen anualmente es uno de los logros más grandes que puede haber en su carrera. Ahora les pregunto, ¿de cuantas revistas literarias han oído hablar en Puerto Rico? Exactamente.

¿Por qué me doy a la tarea de mencionar estas cosas hoy? Hoy en Cuba se está llevando el Festival de Cine de La Habana, y mientras tanto, ¿que hacemos en Puerto Rico? Intentamos boicotear a un personaje que se ha dedicado a decir chismes y destruir reputaciones a través de los años. Estamos con un miedo terrible de salir a nuestras calles a la misma vez que un pintor, un escritor o un actor no tiene un foro donde exponer su trabajo, que es tan digno como el de cualquier otro. Mientras nosotros en este “bendito capitalismo” donde somos libres de hablar lo que se nos dé la gana y tener un Ipad nos vemos obligados a mirar a cada esquina para que no nos lo roben, en aquel “maldito socialismo” a pesar de las necesidades en las que pudiesen estar se desarrolla la cultura, los exponentes de las artes viven relativamente bien y se respira un ambiente educativo mucho mejor del que tenemos a pesar de los “recursos” disponibles. Mientras boicoteamos a La Comay allá se habla de cine, y pensar el estado precario en el que está nuestra industria cinematográfica en mucho, por causa de los prejuicios, da ganas de vomitar. También es preciso señalar que mientras en Puerto Rico tenemos que pagar dinerales para ver a un artista que nos gusta en concierto, anoche en La Habana Fito Páez (que de más está decir que es mi cantautor favorito) dio un espectáculo excepcional con invitados tanto cubanos como internacionales por un precio bastante módico. Saben que esa, en lo personal me duele muchísimo.

Aquí me remonto a lo que escribí hace unas horas en mi Facebook: parece mentira que en una isla donde la gente se jacta de decir que “estamos bendecidos” la cultura esté rezagada y estemos peleando con una muñeca y con el crimen y en un lugar como Cuba, al que ustedes miran con pena dado a su situación política, se celebren los festivales culturales más importante de las Américas y el mundo. Me pregunto, ¿quien en realidad “está bendecido” y hasta qué punto la “libertad” existe o se restringe? No me tomen a mal, yo sé que no todo el mundo nació para ser exponente de la cultura, de la misma forma que yo no nací para científica, abogada o ingeniera. Pero díganme, ¿a caso no se ha dado a la par este achicamiento de espacios culturales y la merma en los crímenes? De eso hablo. Quizás, si en vez de que un niño que se convirtió en delincuente en su espacio familiar, hubiera tenido acceso temprano a leer El Principito en vez de ver un programa plagado de violencia, a lo mejor hubiéramos resuelto en algo la situación. Si en vez de que ese mismo niño hubiera tenido acceso a una arma, hubiera tenido acceso a un violín también habríamos logrado algo distinto. Pero no, estamos tan cegados por materialismos tontos que ya no vemos las artes como algo que podría ser capaz de cambiar una vida.

Nuevamente repito, yo sé que Cuba no es un jardín de rosas, por ello muchísima gente ha optado por salir. Igual, no deja de ser hermoso el hecho de que nos lleguen a diario noticias sobre sus actividades culturales, que por lo visto siempre está sucediendo algo en ese aspecto. Mientras eso sucede, nosotros continuamos mirándolos con pena y cubriéndonos para que no nos atrape una bala perdida. Es ahí donde me pregunto, realmente, ¿Puerto Rico y Cuba don de un pájaro las dos alas? Juzgue usted.

Del proyecto de las “escuelas políglotas”

Se que hace mucho no entraba aquí a comentar sobre nada importante, y tampoco sin importancia. No tengo como justificarme, digamos que quizás me faltaba voluntad para sentarme a escribir algo coherente, o sin mucha coherencia. Lo que hoy me saca de mi “silencio blogero” es una noticia con la que me topé el otro día por pura casualidad. Vi en la televisión que la Senadora Margarita Nolasco está proponiendo la creación de escuelas no tan solo bilingues, sino también políglotas. Según la senadora se le ofrecería como opción a los estudiantes del sistema público escoger entre los idiomas a estudiar francés, italiano, alemán y mandarín. La propuesta en superficie no suena mal, pero como estudiante de lenguas extranjeras, no me iba a quedar callada ante lo que en profundidad, es un semejante disparate.

Primero que todo, para estudiar una lengua extranjera SE SUPONE que se tenga un idioma vernáculo sumamente sólido. Nosotros desde escuela elemental estamos viendo simultáneamente las estructuras gramaticales del español y del inglés, y para la mayoría del estudiantado, ha sido imposible dominar una o la otra. Inclusive, las pruebas puertorriqueñas han demostrado que muchos estudiantes salen mejor en inglés que en español. Creo que ya establecí que a la hora de aprender una lengua extranjera, practicamente TODOS, hasta o los que como yo, nos gozamos y disfrutamos nuestras clases de español tanto a nivel literario como gramático tenemos GRANDES lagunas en nuestros vernáculos.

Segundo punto: tampoco la enseñanza de nuestro “segundo idioma” que es el inglés, tampoco resulta ser 100% efectiva. De ser efectiva, más del 60% de nuestros estudiantes en realidad podrían ser bilingues y la realidad, es que el bilinguismo ha resultado ser un mito en esta sociedad puertorriqueña.

Tercero, como estudiante de lenguas me gustaría saber, ¿que estudio hizo la Senadora para decidir arbitrariamente que estas lenguas son las de mayor demanda? ¿Que le da la seguridad a ella de que son viables para nuestros estudiantes? Me parece absurdo que cuando soy testigo de que el departamento de francés cada día se achica en la UPR y el de portugués sigue creciendo, el portugués no sea una opción para estos estudiantes. Si realmente se consideran los cambios en nuestro mundo, se entendería que los idiomas que en más demanda están lo son el mandarín y el portugués. En mi propia familia he visto como me piden que les enseñe el portugués básico y todo viene por una sencilla razón: Brasil despunta como potencia mundial. Entonces, es bastante evidente que la idea del francés la senadora la sacó de aquella idea romántica de que el francés es “la lengua de la diplomacia” pero, aún siendo yo estudiante de italiano, NO ENTIENDO de donde la senadora saca que el italiano y el alemán prepararían a nuestros estudiantes para todos los retos del mundo globalizado.

Que conste, no estoy en contra del italiano y el alemán, lo que me gustaría es que esto fuera justificable según las tendencias reales del mundo, y después, añadir caprichosamente todas las lenguas que se quieran, total, conocimiento es conocimiento. Además, lo otro que está demás es la improvisación. Esto sería un plan maravilloso si se hiciera con más estudio y en conjunto, con mejorar la educación del español, que es igual de necesario que el resto de las lenguas que quieren enseñar.