Archive | June 2011

un post poco ortodoxo dedicado a una causa ORTODOXA

Nosotros no hemos cambiado; somos igules a lo que eramos en el siglo ocho… ¡Ojalá! que ustedes consintiesen en volver a ser lo que fueron de antaño, cuando los dos estabamos unidos en la fé y en la comunión Alexis Khomiakov (poeta ruso, cuyo trabajo mayormente fue religioso)

Es difícil pensar que alguién en la cultura de occidente, y sobre todo, en la puertorriqueña pueda optar por convertirse a la Ortodoxia. Es cierto, que nuestra sociedad pone cosas de frente que a veces nos hacen pensar que es más fácil sucumbir pero a pesar de todas ellas, para mí ha sido mejor apegarme a mi fe. Quizás es que el concepto que la mente boricua tiene sobre un religioso es la nefasta figura de Wanda Rolón o de Rodoolfo Font, o quizás una menos nefasta pero aún así política como la del Arzobispo de San Juan, Monseñor Roberto González. Siempre que uno admite que es cristiano, mucho más en un ambiente académico es seriamente cuestionado y hasta algo rechazado. Yo pienso que esas actitudes, caen igual que los de aquellos fanáticos religiosos intolerantes que no respetan ni aceptan ninguna fe o ningún acto que vaya más allá de lo que ve su fe. Ahora, para entrar en contexto, me imagino que se preguntarán ¿Qué es la Fe Ortodoxa de la que hablas? ¿Como llegaste a ella?

Desde siempre, la Fe Cristiana de Europa Occidental me había llamado la atención. Quería entender su diferencia con el Catolicismo de Occidente. Todos los años, cuando en Occidente es 14 de enero, las noticias decían “Hoy los rusos ortodoxos celebran el año nuevo” Y yo no entendía, ya eso era mucha curiosidad. No fue hasta que tome la clase de Fe Cristiana durante mis años en la Inter que pude comenzar a entender ésto. Me pareció una fe muy amena, con visiones claras y que iba bastante acorde con mi visión y amor hacia Dios, visión que para mí, el Catolicismo ya había desvíado. Después de hacer mi trabajo, me dije “algún día iré a la Liturgia a ver que tal”.

Pasó más de un año, año en el que aprendí muchas de las lecciones que más me han tocado en mi vida. Fui a la Liturgia guiada por algo raro en mi intuición. Llegué, y sentí que llegué a un lugar en el que siempre debí estar. Conocí gente maravillosa, aprendí muchísimo de los inicios de la iglesia y de muchos santos cuya enseñanza es maravillosa. Poco a poco, he sido capaz de integrar a mi vida las tradiciones ortodoxas, aún así en muchas ocasiones, no vayan muy a la par con las tradiciones puertorriqueñas.

Un ejemplo de una tradición ortodoxa que le puede hacer cierto daño al puertorriqueño promedio según mi experiencia, son los ayunos, y para ser maás precisa, el ayuno de Adviento. ¿Cómo le dices a un boricua que no puede comer lechón durante el inicio de la Navidad? ¿Debe ser un poco triste verdad? Lo menciono porque los ayunos han sido la parte más difícil de mi conversión. Yo no como cerdo, así que durante la navidad no es un sacrificio, pero me duele muchísimo dejar los lácteos, cuando de eso se trata el comer mantecado.

Todo lo demás, se me ha hecho bastante fácil. En Agosto del 2010 fuí bautizada. Mi nombre dentro de la Iglesia Ortodoxa es Vida. Sinceramente, me gusta tanto como mi nombre de pila, pero intento mantener el mejor balance para alejar a Vida, el ser espíritual de Brenda, que es mi ser terrenal claro está.

Pues, creo que ya expliqué porque me convertí en ortodoxa y si tienen alguna otra duda, sientánse con la libertad de preguntar.

Só para meus leitores de fala portuguesa :D

Não tenho um bom tema do qual falar hoje, mas a ração de ser deste blog é me poder comunicar com pessoas que falam tudas as linguas que eu estudo. Por isso, eu decidi escrever tudo em português. Mas que posso dizer? Eu já diz porque é que eu aprendi português para as pessoas que me leem em espanhol, mas acho este um momento ótimo pra falar deste tema també com vocês. Da criança, eu não perdia o show da Xuxa, sabia todas as musicas dela (em espanhol!) e também adoraba o sotaque dela. Eu sempre diz que eu queria ser como ela, e depois aprendi que para fazer isso, só tinha que aprender português. É por isso que começei estudar português quando eu tinha 12 anos. Aos meus 13 anos, meu novo sonho foi algum dia poder estudar na Universidade de São Paulo. Este é ainda o meu mais grande sonho.

Poco depois, eu descobrí Sandy e Junior. Eu acho que eles foram meus mais grandes professores de português da minha vida. Eu me apaixione muitas veces com as suas musicas, essa letra que ainda faz tanto na minha vida. Depois, conhecí muitos outros cantores brasileiros e também as novelas. Posso dizer que a música e a televisão são grandes responsaveis de que eu possa escrever isto. Eu ví tanta novela brasileira em espanhol, mas depois as procurei em português, porque sabía que podiam ser muito boas para aprender a lingua. Conhecí novos atores e pessoas do que gosto muito. Descobrí Ivete Sangalo, e fui ao seu sow no Madison Square Garden, o melhor show da tuda minha vida. Muitos brasileiros ficaram surpresos de que eu conhecera tanta musica dela, mas adoro! O que é que eu posso fazer com isso? Também fui ao Brazilian Day em NY. Foi uma das coisas que vou lembrar sempre, e que para mim, foi o melhor jeito de entender que eu posso ser feliz falando português toda a minha vida.

Desde criança até agora, eu acho que fiz de tudo para conseguir falar, escrever e entender português. Eu penso que meu português é muito ruim, e que ainda preciso falar e conhecer muitas pessoas que possam me ajudar a melhorarlo mesmo, mas fico feliz de saber que vocês possam me ler, e também de que eu possa tentar escrever isto com pocos erros. Eu sei que no 2012, eu vou estar lá no Brasil, só pra confirmar que o Brasil é o lugar perfeito para mim. Espero que seja possível conhecer a muito dos meus leitores nessa viagem!

… de como la musica anglosajona cada vez es mas basura

De una manera u otra, nuestras vidas tienen mucha influencia de música anglosajona y cada cual con lo suyo. Siempe han habido ráfagas de música muy comercial dentro de ella, pero también hay muchos autores y exponentes que han ido mucho más allá del éxito comercial. Cuando pienso en ésto, más allá de un exponente pienso en compositores. En específico, a mi mente vienen Diane Warren, David Foster y hasta un Emilio Estefán (quien es un caso bastante especial y voy a preferir obviarlo en este momento.) Bueno, para los que no sepan quienes son Diane Warren y David Foster, aqui les dare un ejemplo de quien es Diane Warren y que porquerias ha hecho con su vida:

Sendas basuras de canciones, ¿verdad? Ahora vamos con las basuras de Foster que están más o menos a este nivel:

Bueno, creo que ya tienen una idea de mi punto. Me pregunto si esta música y esta inspiación se quedó atrás en los 80s y 90s. En la década pasada, hubo buen pop, no se puede negar, pero yo diría que fue la era de la decaída y cuando muchos artistas dejaron de hacer música como esta para el alma, sino tan solo música pegajosa, muchas vees sin sentido alguno. Quizás los avances tecnológicos o la búsqueda de la simplicidad haya contribuído a ésto. No se si el que hoy día, la música haya dejado de ser un negocio redondo en el cual era fácil vender un album y generar gnancias haya obligado a simplemente, hacer para vender.

Ahora me pregunto yo, ¿no es más fácil vender cuando tenemos música como esta? Todos sabemos que fueron grandes éxitos en sus tiempos, de verdad, ¿la mediocridad de nuestros días resulta mejor negocio? Se me hace un poco díficil de entender, quizás porque no soy productora ni se muchísimo de mercadeo, pero sí soy consumidora. Si de verdad hoy en día se hicieran producciones a este nivel, no me dolería para nada ir a la tienda y comprar el disco, como he hecho algunas contadas veces.

…de mi tercera pasion ¡el VOLEIBOL!

Ya creo que he aburrido demasiado hablando de literatura y lenguas, que si, son mis dos grandes pasiones. Creo que llego el momento de hablar de mi tercera pasión, el voleibol.

Todo empezó como cuando tenía nueve años, que comencé a practicarlo en mi colegio. Desde el momento que “bompié” mi primer balón sabía que era amor instantáneo. Así que desde ese tiempo comencé a jugar en el equipo del colegio, en aquellos tiempos donde yo era de la más altas. (claro, si medía 5′ desde aquella entonces, que es lo mismo que mido ahora) Mi amor seguía creciendo y pues, seguía adquiriendo responsabilidades en la cancha.

Cuando cumplí 13 años, a alguien le dio la gana de decir “tú, vas a ser acomodadora” yo nunca había sido tal cosa como acomodadora. Al principio mostré resistencia, como todas aquellas cosas que me toca hacer porque alguien me las dice, no porque yo las escogí, pero después, fue todo amor. Me di cuenta que el acomodador dentro del sistema voleibolístico es una de las piezas mas importantes del juego, en realidad, es como el motor o el político del juego. Es el acomodador quien decide quién atacará el balón y cómo. Díganme ustedes, ¿no es eso bastante político? Yo era de las que pensaba que atacar era lo único divertido y bonito, y en realidad lo es, pero me enamoré de mi posición, y aún hoy día, para mi resulta más fácil y más divertido apreciar la labor del acomodador que el simple hecho de que el ataque haya sido positivo.

Esa fue mi mejor edad dentro del voleibol, después, yo misma estoy conciente de que me anulé. Sí, estatura, peso, prioridades fueron alejandome del juego, pero nunca de la técnica y de cómo apreciarlo. Todos los veranos iba al Campamento Metro de Voleibol que la Federación siempre hace. Tengo que reconocer que hasta para ésto he sido una nerd. Mientras a todos lo más que le divertía era jugar, mi parte favorita era cuando ibamos al salón a hablar y aprender teoría. Yo siempre tan especial.

Hace algún tiempo hice el curso de Entrenador Nivel I que ofrece la Federación, pues siempre he soñado con coachear. La realidad es que hoy día mi ID de entrenadora no tiene validez alguna porque la hice hace más de un año y nunca continué al nivel II. Solo trabajé de coach por un día, la razón es otra historia aparte de la cual no me gustaría hablar, pero creo que gracias a eso, perdí mi gran oportunidad, y creo que fue lo mejor que pasó. Será en otra ocasión.

Hoy día que estoy tan enfocada en mis estudios, en ser escritora, interprete, traductora y/o profesora, también me encantaría poder dejar un espacio para el voleibol en mi vida. Me encantaría ser apoderada de un equipo, pero tendría que tener un dineral (espero que algún día me diera para eso) o si no, hace algunos años vi el trabajo de mis sueños. No recuerdo si fue en las Olimpiadas o en algún mundial, que vi a la selección de Rusia coacheada por un italiano. El italiano estaba hablando en su idioma y a su lado, tenía un interprete simultaneo que repetía sus instrucciones. Quedé enamorada para siempre de esa posición. Creo que ese sería mi verdadero dream job y fue una de las razones por las cuales estoy motivada en aprender ruso (además de por mi fe religiosa, que de eso me tocará hablar en otro post.)

Después de mucho tiempo, el año pasado durante mi intercambio en FIU pude volver a jugar voleibol en el intramural que hacen en la universidad. El equipo al que pertenecí logramos un subcampeonato frente a un equipo que ya había jugado junto en intramurales por años. Tuve la oportunidad nuevamente de ser acomodadora, ya que mis compañeras mismas decidieron que fuera así. Diría que esos fueron de los días más felices de mi intercambio (que he dicho muchas veces ya que no fue muy feliz en general.)

Definitivamente, este deporte ha y seguirá estando conmigo en muchos momentos claves de mi vida y aún sigue siendo un motivo de reunión tanto con familia como amistades. No imagino mi vida si mis años jugando voleibol no hubieran existido. El haber jugado, y específicamente, jugar de acomodadora me sirvió para aprender algo: Nunca arrepentirte de la decisiión que tomaste aún así no sea la mejor y te bloquearon a tu rematadora, y si hace falta, insiste hasta que logres el punto por ahí, sino, cambia la técnica. También me enseño a tener más confianza en lo que me rodea y a visualizar que hay distintos modos de lograr un solo fin, que no me aferre a uno. Podrán decir que de los deportes no se aprende nada bueno, pero yo del voleibol, he aprendido demasiado.

… de que ahora soy estudiante de la UNAM, ¡contra que emoción!

“La Universidad de Puerto Rico, lamentablemente, se convirtió en la Universidad Nacional Autónoma de México, en vez de Florida State University.”
– Luis G. Fortuño Burset, gobernador de Puerto Rico

Sinceramente, aún no entiendo que es lo que el gobernador quizo decir. Tampoco, puedo creer que esas palabras vengan de un jefe de estado. Durante mi dos años de Ciencias Políticas, en los cuales quien más influyó en mi vida fue el profesor Héctor Luis Acevedo y las cuatro o cinco clases que tomé con él conocí como si fueran mis panas a muchos jefes de estados, al punto de que llegué a pensar que muchos eran mis panas. Lo que leí de muchos hombres de estado (a nivel local e internacional) era que eran hombres dignos y que respetaban a sus semejantes, incluso a aquellos que eran enemigos. Este comentario del gobernador Fortuño implica que no respeta a México, y mucho menos su tradición universitaria.

La Universidad Nacional Autónoma de México es actualmente es la segunda universidad mejor “rankiada” en Latinoamérica. (Sólo por decir, la #1 es la de mis sueños, la Universidade de São Paulo, ahora mismo no se cuán actualizado este eso, todos los años se pelean ese primer lugar) En el mundo, esta #66 en el escalafón, creo que estar entre las primeras 100 en el mundo ya debe ser algo magnífico. Siempre ha tenido una tradición revolucionaria increíble, pues es aquí donde comienzan los grandes cambios sociales. Se conoce también sobre su tradición huelguista, en el cual se defiende la educación pública y gratuita que la caracteriza. Hasta ahora diganme, ¿tiene algo de insulto comparar a la UPR con la UNAM? No lo encuentro. Ya quisiera yo poder estudiar en una universidad con dichas características y para completar, ¡GRATIS!

Ahora, veamos a Florida State University, que en ningún punto dire que es una mala universidad, porque hasta donde conozco, no lo es. Durante el año que estudie en Miami, aprendí que Florida State es la segunda universidad de todo el estado. (La primera es University of Florida) También sé que su tradición revolucionaria es grande, y que fueron en los años 60 y 70 ya que estuvieron activos en la defensa de los derechos civiles. Tampoco sería doloroso que me compararan con FSU, solo que cuando vamos a ranking, FSU es la 102 en toda la nación estadounidense y ésta como entre las 400 en el mundo, que tampoco esta mal. Entonces, ¿es un insulto no parecerse a FSU y parecerse a la UNAM? ¡Ay bendito, este Fortuñito!

Yo siento que el gobernador acaba de alagarme al compararme con una estudiante de la UNAM. La UNAM siempre ha sido una de las universidades de mis sueños, claro, no como São Paulo, la Complutense y la Autonoma de Madrid, o Salamanca, pero la UNAM esta en el mismo nivel que la UBA. En mi vida he tenido la oportunidad de conocer compañeros que han elegido estudiar allá, y sé del sacrificio que se hace para poder ser uno de esos pocos que entran a la UNAM y mucho más, de esos que se gradúan de ella.

Otra diferencia crasa entre FSU y la UNAM es el costo. Quizás a esto se referira el señor ese, quisiera que los estudiantes de la UPR paguemos el dineral que se paga en cualquier universidad estadounidense por la educación, y no que luchemos por una pública y gratuita, aunque aún así, FSU también es pública. Realmente, este chiste de mal gusto que el gobernador intento hacer con tal de ridiculizar le quedo mal en todos los sentidos. No ridiculizó en lo absoluto a la UPR, la esta comparando con una gran universidad a la que si me quisiera parecer. Yo que tuve la oportunidad de estudiar en la Florida, aunque no en FSU, sinceramente creo que no quisiera que la UPR se pareciera a una universidad de allá as a whole, aunque si quisiera que copiaran su sistema de hacer matrícula y creo que muchos secundaran este pensar.

Para terminar, creo que el señor Fortuño debería de ponerse a conocer un poquito más de los países que le rodean, independientemente para él sean “repúblicas bananeras”. Su ideal estadista, no debe significar aislarse del resto del mundo, y además, para nada se parece a esos hombres de estados que conocí y sentía que eran mis panas. Siento que éste es un jefe de estado del que poco se hablará en los libros como aquellos que leí.

Carta al “príncipe” de mis sueños

Ya que siempre estoy hablando del “príncipe de mis sueños, del hombre ideal y al mismo tiempo, estoy conciente de que no existe, he decidido escribirle una pequeña carta, solo por aquello de probar que ¡NO EXISTE!

Querido “Príncipe”:

Aún no sé ni porqué te llamo “príncipe” si los príncipes solo existen en los cuentos de hadas, y yo, desearía que fueras parte de mi realidad. Quizás te llamo “príncipe” porque eres lo más que se parece a lo que soñé, pero aún no logro sacarte de tu castillo, ese que tampoco sé si estará en alguna parte del mundo. Nunca te he imaginado como el más apuesto galán, pero sí como el más astuto, ese capaz de ganarse mi corazón. Imagino que te encanta conversar, y que tienes la capacidad para escucharme y disfrutar a mi lado.

No te imagino como nada de lo que ha pasado. Te imagino sensible y con deseos de disfrutar nuestras diferencias, no de aborrecerlas. Me gustaría no tener que fingir frente a tí, ser yo sin ningún reparo. Me encantaría que respetaras mis metas y aspiraciones, no que te burles de ellas. No sabes cuanto desearía que esta carta no te la tomes como un chiste, sino como un autentico llamado que te hago a mi vida.

Si, ya lo sé, no hay manera de que éste deje de ser el mejor de los chistes. Aprendí que no hay forma de que exista algo a lo que le pudiera llamar príncipe. Aunque existieras y fueras como deseo, estoy segura que yo te aburriría. Para tí, sería fantástico un cuerpo con curvas y un cerebro hueco que no fuera capaz de escribir ésto y poner en evidencia que realmente, de príncipe no tienes ni el nombre.

Claro, lo último que se pierde es la esperanza. Príncipe, si me lees, ésta no es más que la cordial invitación a mi castillo.

Atentamente,
La heredera de Juana la Loca…